¿Qué es el pienso prensado en frío o no extrusionado?
El método de elaboración en frío se caracteriza por comprimir el pienso a baja temperatura, normalmente a unos 35ºC - 40ºC. De esta forma, se conservan las propiedades nutricionales y los sabores originales de la materia prima. Por eso, en nuestros piensos, no es necesario añadir vitaminas o aceites ni otros nutrientes a posteriori, como es necesario cuando se extrusiona un pienso para compensar la pérdida de muchos nutrientes por el elevado calor (110-140ºC). Este sistema de compactación es también conocido como peletizado. Con este método poco común de preparar la alimentación animal en forma de pellet, se consigue una mejor palatabilidad, digestibilidad y absorción de los nutrientes. Además, este método artesanal reduce la contaminación ambiental.
¿Por qué con los piensos Natural Extra y Luposan los perros beben más agua?
Al ser naturales, elaborados en frío y en formato pellet, nuestros piensos son algo más secos. Por lo que es normal que los perros beban más agua y como consecuencia directa orinen también más. Esto ocurre especialmente en los primeros días o semanas hasta que el metabolismo del perro se adapta a este alimento. Beber y orinar es salud, ya que el cuerpo se purifica. Nuestra recomendación es ponerles después de comer un poco de agua para que puedan saciar su sed, pero no dejarles demasiada agua a libre disposición inmediatamente después de comer ya que la sensación de sed que experimentan les hace que beban más cantidad de la que necesitan. Esto es especialmente importante en perros de razas grandes para prevenir así una posible torsión de estómago. Después de comer deben reposar de 1 a 2 horas.
¿Por qué con la línea Luposan y Natural Extra los perros defecan más?
Que un perro defeque de 2 a 3 veces al día es normal y sano. La limpieza del intestino es una de las claves de la salud en general de todo ser vivo. La fibra vegetal (en general insoluble) le aporta volumen a la dieta de su perro y también puede combatir el estreñimiento favoreciendo la limpieza y salud intestinal. Nuestros piensos no están extrusionados y contienen fibra natural de las verduras y otros ingredientes, por este motivo suelen defecar con más frecuencia. Es algo absolutamente normal y sano, poco a poco su organismo se irá purificando y adaptando a una alimentación más natural hasta normalizarse, especialmente en las primeras semanas. Por otro lado, si su perro defeca mucha cantidad es muy probable que le esté dando más cantidad de lo que necesita. Le recomendamos que utilice nuestro vaso medidor y no el de otras marcas, ya que nuestro pienso pesa más con menos volumen que un pienso extrusionado o industrial.
¿Por qué los piensos contienen cenizas?
¡Esto no significa que agreguemos cenizas! Este 4%, 6,%, etc. de cenizas obligado por ley a poner en la declaración de los piensos, es el resultado de un análisis. Es decir, lo que queda después de haber quemado el pienso al analizarlo. Es la materia sólida que queda y que son esencialmente minerales. Cuando un pienso tiene mucho calcio, es decir mucho hueso molido, los porcentajes de cenizas suelen ser altos. Las harinas de carne que contienen mucho hueso molido son más baratas y contienen menos proteína. También es una forma de ver si al pienso le han agregado, en vez de calcio de origen orgánico (huesos), bicarbonato de calcio, harina de piedras, cal de forraje, etc. Los minerales de origen no orgánico no son aconsejables para la digestión del perro. Estos minerales pueden formar cálculos renales. Nuestros minerales no provienen de la tierra.
Podemos escribir que un pienso contiene 40% o 50% de carne deshidratada pero si no es de buena calidad porque contiene mucho hueso y otros minerales, puede dar como resultado un 20-30% de proteína. Por otro lado, un 40% de carne deshidratada de alta calidad podría dar como resultado un 40-45% de proteína bruta, lo que significa muchísima carne deshidratada.
¿Por qué algunos piensos declaran tener 50% de carne deshidratada con un 25% de proteína y otros declaran el mismo porcentaje de protreína bruta (25%) pero con un porcentaje de 27% de carne deshidratada?
Existen diferentes opiniones e incluso polémica sobre los valores de la proteína, EM, sobre la cantidad proporcional de carne, si ésta es desecada o fresca, etc.

Hay muchas versiones en el mercado: hay fabricantes que declaran que su pienso tiene carne, pero no especifican si es fresca o harina de carne deshidratada. Otros, a los que la tabla de cálculo proteica no les coincide con la cantidad de carne que declaran. Por ejemplo, si la declaración de un pienso dice que contiene 50% de carne desecada (de alta calidad proteica) deberían declarar el equivalente a 50%-58% de proteína bruta. Naturalmente, esto sería perjudicial para los riñones, el hígado y el páncreas, y también desnivelaría el crecimiento muscular y óseo en cachorros. También estaría contraindicado en perros con problemas intestinales o digestivos, de hígado, IBD, enfermedad de Chron, etc.

Otros fabricantes declaran 40% de carne fresca que se traduce en un 8% a 10% de carne desecada, equivalente a un 9% a 11% de proteína, porque las 3/4 partes de la carne fresca es agua.

El exceso de carne puede ser tan perjudicial como el defecto. La mayoría de los científicos opinan que en climas como el de España (mediterráneo - continental templado - oceánico), para alcanzar el 24% a 26% de proteína bruta se necesita de un 25% a 30% de carne desecada y harina de alta calidad (este es el caso de Luposan, Natural-Extra).

El problema que afrontamos con las carnes desecadas son las diferentes calidades de carne que existen en el mercado internacional. No siempre 1kg de carne desecada proporciona 1000kcal ni tampoco contiene 1000g de carne pura. Por ejemplo, hay harinas de carne que contienen mucha harina de hueso, plumas, cuero, pelos y otros subproductos o sustitutos. Esto reduce mucho la proporción de carne en el resultado del porcentaje final de la proteína.
1kg de harina de carne de alta calidad puede contener un nivel alto de carne pura (de 700 a 900g) y su correspondiente cantidad de proteína pura.
Nunca 1kg de carne desecada contiene 1kg de carne pura, porque contiene otros componentes como grasa, hueso, etc.
1kg de harina de carne desecada de mala calidad puede contener tan sólo 400g de carne pura y su correspondiente proteína, aunque estemos viendo 1kg de harina de carne sobre la balanza.
Esto se puede comparar con el oro: podemos tener un lingote de oro de 1kg, pero el porcentaje de oro puro en ese lingote puede ser muy diferente. 18 kilates, 24 kilates... en 1kg de oro puede haber otros metales mezclados para endurecerlo, para darle otro color, más claro o más intenso. Puede contener cobre, bronce, estaño y otros metales. Todos los lingotes de oro pueden pesar 1kg, pero el porcentaje de oro puro que contiene cada lingote puede variar muchísimo. 

También los valores proteicos varían según los tipos de carnes: Por ejemplo la carne de caballo tiene más proteína que la carne de pollo o pato. Las carne de ciervo y de cabra tienen una proteína intermedia entre la de aves y caballo. Pero las mejores carnes, las más digeribles para el perro, son las de pollo y conejo. La carne de pollo es la más recomendada para perros con problemas digestivos o con enfermedad de Crohn. En estos casos necesitan un pienso bajo en proteínas y en grasa y con una carne suave.
Si observamos la naturaleza, el lobo se alimenta de conejos, liebres y gallinas, muy raramente de ciervos o animales grandes. La carne de animales como ciervos o cabras es más difícil de digerir, no siendo recomendada para perros con sensibilidad intestinal.
Un 25% de proteína, ¿es suficiente?
Nuestros piensos contienen de promedio un 25% de proteína bruta, que representa el total de las proteínas contenidas en todos los ingredientes.
Debido a que en el medio natural el perro se alimenta principalmente de pequeños animales, nuestros piensos cuentan con la proteína animal como principal fuente de proteínas. La proteína de carne contiene los valores biológicos más altos. Nuestro pienso no contiene proteínas que pueden ser indigestas para el perro como proteínas de origen vegetal (soja o trigo). Una proteína que no sea de origen animal puede llegar a perjudicar los órganos y el metabolismo de un carnívoro. Las proteínas vegetales son más baratas que las proteínas de carne. Además de todo, la soja que se usa en la alimentación económica para perros suele ser soja manipulada genéticamente.
ATENCIÓN: los piensos con más de un 25% de proteína o que sobrepasen el 30%, pueden ser dañinos para la salud del perro provocando en cachorros un crecimiento acelerado y desproporcionado entre huesos y musculatura, problemas de riñones, alta acidez en sangre, incluso causando reacciones alérgicas o trastornos de hiperactividad. Nosotros tenemos un pienso de alta energía con un 30% de proteína bruta, el Natural-Extra Energy®, pero está ideado para perros con alta actividad física, deportistas, tiro de trineo, carreras, etc. En estos casos sí es aceptable.
Tenemos que tener cuidado con los piensos que vienen de países muy fríos (como Canadá o Rusia) porque éstos suelen tener mucha grasa y proteína. Para estos climas son ideales, pero en España, con otro clima se tienen otras necesidades alimentarias.
¿Qué comía el perro en su estado natural?
La alimentación del perro en su estado de origen era muy distinta a la alimentación industrializada de nuestros días. Cuando el perro vivía en la naturaleza, era un animal cazador. Se alimentaba de frutas, hierbas, césped, pescados o insectos. Su principal alimento no era sólo la carne de la presa que cazaba sino también sus huesos, menudillos, sustancias corpóreas, piel o plumas. En el botín estaban básicamente todas las sustancias que el perro necesitaba para vivir y mantener la supervivencia de su especie. Con nuestro producto "Kräuterkraft" (Fuerza natural de las hierbas) intentamos compensar lo que le falta a la alimentación industrial, con las hierbas del campo y vitaminas que el perro en su estado natural comía del estómago e intestino de sus presas.
¿Qué se entiende por harinas MER?
Son los materiales orgánicos, especificados como de riesgo sanitario (MER y harinas SANDACH) por ejemplo: el cráneo (incluido el encéfalo, los ojos, las amígdalas), la médula espinal, el bazo y todo el aparato digestivo. Asimismo, tendrán la consideración de harinas MER, la totalidad de los cadáveres bovinos, ovinos y caprinos de cualquier edad muertos sin control sanitario. Éstos deben ser eliminados de la cadena de alimentación humana y animal con el fin de evitar los riesgos de transmisión de enfermedades como la encefalopatía espongiforme bovina, más conocida como el “mal de las vacas locas” (BSE).
¿Qué es la detoxificación?
Es la transición de alimentos comerciales con toxinas a otros más naturales. Para profundizar en este concepto, citamos el siguiente texto, de Dolores Sánchez-Peñalver, Veterinario, Madrid http://homeovet.eresmas.com

La transición de alimentos comerciales a un pienso natural libre de toxinas lleva consigo un periodo, más o menos corto según el estado de salud previo del animal, de detoxificación. ¿Qué significa esto?

Detoxificar o desintoxicar significa eliminar tóxicos o venenos o los efectos de los mismos. Los tóxicos (sustancias que tienen la capacidad inherente de destruir la vida o impedir la salud) incluyen pesticidas y otras sustancias químicas como conservantes artificiales, medicinas convencionales y vacunas.

El organismo fisiológicamente tiende a eliminar sustancias tóxicas como respuesta natural para restablecer la salud, así pues, es su modo natural de curación. Pero cuando la cantidad ingerida de continuo sobrepasa este potencial de eliminación, las toxinas se acumulan y van minando la salud al suprimir las defensas del organismo. Los alimentos comerciales comunes están llenos de estas sustancias tóxicas y al cambiar la dieta a otro más natural es lógico que el perro comience a eliminar estas toxinas almacenadas, pues la nueva dieta le aporta los nutrientes necesarios para desarrollar un organismo sano.

Por eso, cuanto más deprimido esté el sistema inmune de un animal no sólo por dietas comerciales no naturales, sino además por la vacunación excesiva a la que están sometidos los animales de compañía y el uso continuado de otras drogas y productos químicos, mayor será el proceso de desintoxicación y más fuertes los síntomas que aparezcan. De ahí mi recomendación de hacer el cambio paulatinamente o ayudar al organismo con unos días de ayuno.

Los síntomas de curación pueden variar mucho, incluyendo mal aliento, prurito, vómitos, diarrea u otro tipo de descargas o supuraciones, aparición de nódulos en la piel, etc. y pueden aparecer inmediatamente tras el cambio o, por el contrario, varias semanas después. Normalmente, si su perro sufre afecciones de un área en concreto lo normal es que se desintoxique por ese sitio, agravando sus síntomas de curación. Así, por ejemplo, si tiene problemas de piel se agravará su dermatitis, si tiene de oídos se agravará su otitis, o si sufre del intestino se agravará su colitis (vómitos o diarrea). 

Es muy importante que no suprima estos nuevos síntomas. Si da antibióticos, corticoides, antihistamínicos, antieméticos, antidiarreicos, etc. lo que va a conseguir es destrozar la salud de su perro, pues estos fármacos lo único que hacen es paliar los síntomas temporalmente o incluso suprimirlos definitivamente, impidiendo que sus defensas hagan lo que es natural: eliminar toxinas y restablecer la salud del organismo; y, una vez deje de darle los fármacos, el efecto rebote es muchísimo peor que el estado anterior a tomar los medicmentos.

Para hacer que los síntomas de esta curación sean más leves, además de hacer unos días de ayuno, mi recomendación es que haga el cambio despacio, que introduzca el nuevo alimento poco a poco, dejando que su organismo se vaya adaptando hasta que la nueva alimentación ya sea una rutina. También pueden ayudarle a aliviar esos síntomas los remedios naturales como el aloe vera, el polen de abeja, el ajo o la caléndula. Para esto lo mejor es que consulte con un veterinario formado en terapias biológicas.

Autor: Dolores Sánchez-Peñalver, Veterinario homeópata

http://homeovet.eresmas.com/

Texto cedido a Luposan-Ibérica para difusión gratuita exclusivamente

© Dolores Sánchez-Peñalver, Veterinaria
¿Es el perro 100% carnívoro?
Esto es lo que mucha gente cree y por eso intentan darle más carne a sus perros. Como resultado pueden aparecer síntomas de deficiencia y trastornos metabólicos. El síndrome de «sola carne» desaparece cuando el perro recibe un alimento completo y sobre todo, con suficiente fibra. La fibra no se encuentra en la carne. La baja cantidad de fibra produce estreñimiento, problemas cardíacos y circulatorios, cáncer en el intestino grueso y ano, formación de cálculos, etc. La fibra favorece y agiliza el pasaje del bolo alimenticio, evitando más tarde que la materia fecal permanezca «estancada» en el intestino grueso. La fibra además es capaz de absorber y eliminar las bacterias (toxinas) que se forman en el intestino grueso.

Observando a los lobos, los abuelos de nuestros perros, si no tenían la suerte de coger una presa de carne, no se morían de hambre, comían insectos, frutos, plantas, materia fecal de otros animales, carroña, incluso miel. ¡No siempre se podían permitir el lujo de comer carne! Aun así, cuando cazaban una liebre comían mucha fibra, hierbas, frutos, etc. del estómago y los intestinos de la presa, además de los pelos o plumas.
Hoy en día, con la comercialización de los alimentos para perros, muchas empresas han perdido de vista esta realidad de la alimentación original del perro, produciendo piensos que no llevan un equilibrio natural. Un pienso bien formulado con ingredientes naturales, lo más cercano a la alimentación de cada especie, puede ser un muy buen alimento para un perro o un lobo. Nosotros alimentamos con nuestros piensos a muchos reservas de lobos, como por ejemplo a Lobopark de Antequera, en Málaga.
¿Es la alimentación humana adecuada para el perro?
El ser humano y el perro son muy amigos, pero ambos tienen un aparato digestivo muy diferente, basta con observar los dientes para comprobar esta realidad. Instintivamente un ser humano no tendría el deseo de comer el estómago de un animal con todo su contenido (hierbas, plantas, insectos, etc.), pero para un animal de caza esto es un manjar. Esta es una realidad que muchas personas olvidan o ignoran: el perro, en sus orígenes, fue un animal de caza. Darles a los perros restos de nuestras comidas o altas cantidades de cereales, sal, azúcar, salsas, condimentos o fritos lleva, tarde o temprano, a manifestar las consecuencias de una alimentación inadecuada. Por ejemplo: problemas digestivos, flatulencias, trastornos hepáticos, diarrea o estreñimiento, eccemas en la piel, pelo enredado y sin brillo, inflamación de los oídos, hígado agrandado, posibles tumores, etc. Otra posible manifestación de que existen problemas puede ser que los perros coman mucho césped para regular su pH o incluso su propia materia fecal.

Una vez mi perra Lara, sin que me diese cuenta, comió de mi plato un pescado hecho en salsa de tomate, contenía pimienta, vino blanco y otras especias. ¿Resultado? Estuvo dos días con una fuerte diarrea sin poderse contener. Naturalmente, a veces cuando nos piden con esos ojitos de "por favor" no sabemos decir que no. Hay perros más fuertes que lo toleran todo, pero no tenemos que olvidar que ellos tiene otro sistema digestivo, de intestino muy corto. Tampoco es sano darles carcasas de pollo y pan duro, esto no es lo que realmente pertenece a la alimentación de los caninos.
¿Qué es el OPC que contiene el Natural-Extra?
El OPC es un importante protector y antioxidante. Los OPC (oligómeros procianidólicos o proantocianidoles) pertenecen al grupo de los flavonoides. Fueron descubiertos en los años 40 por un ciudadano francés llamado Masquelier mientras investigaba la existencia de componentes tóxicos entre las sustancias presentes en el endocarpio rojizo de los cacahuetes. De esta manera, dio con una sustancia incolora con importantes efectos protectores para los vasos sanguíneos: los OPC. Posteriormente, se encontraron también OPC en la corteza del Pinus marítima, una especie de pino presente en la región de Burdeos, y en las pepitas de la uva. Los OPC se hallan también en las cortezas, cáscaras, semillas y hojas de distintas plantas, aunque en un menor grado de concentración.

Los OPC son sustancias vegetales secundarias utilizadas por las plantas para protegerse ante agresiones procedentes del exterior. La denominación secundaria se aplica para distinguirlas de las sustancias vegetales primarias (hidratos de carbono, proteínas y grasas). Sin embargo, en lo que hace referencia a su importancia, no estamos ante una sustancia secundaria si atendemos a sus propiedades favorecedoras para la salud y sus antioxidantes. Precisamente estas características hacen de los OPC acreedores de un reconocimiento cada vez mayor. Ante todo, cabe destacar sus efectos antioxidantes. La capacidad protectora de las células que ofrecen los OPC disminuye el proceso de envejecimiento celular todavía en mayor medida que la vitamina C o la vitamina E. Distintos estudios científicos han demostrado que los OPC actúan estableciendo una sinergia con la vitamina C; es decir, al tomarlos conjuntamente, los efectos se refuerzan.

Los resultados de las investigaciones efectuadas indican que los OPC pueden reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y contribuyen a disminuir el nivel de colesterol. Los OPC reducen también la formación de histamina proporcionando un cierto nivel de protección contra las alergias y reduciendo los edemas. Esta sustancia estabiliza las venas, arterias, vasos capilares y los tejidos adyacentes que reciben menor agua. Se evita la formación de congestiones en los vasos. Los OPC se denominan también colágeno-vitaminas al participar en la biosíntesis del colágeno y la elastina en la piel y en los tejidos conjuntivos, impidiendo su destrucción. La biosíntesis de colágeno requiere vitamina C para transformar los aminoácidos prolina y lisina en colágeno activo. De esta manera, los OPC actúan como factores coadyuvantes de la vitamina C incrementando su efecto y activando así la producción de colágeno.

Los OPC poseen un elevado grado de biodisponibilidad y son asimilados por el organismo prácticamente en su totalidad. Se disuelven en agua y alcanzan su máximo nivel de concentración en sangre al cabo de sólo 45 minutos. Distintas series de ensayos han mostrado que la capacidad de resistencia de arterias y vasos sanguíneos se había duplicado tras sólo 24 horas.
Estamos orgullosos de haber sido los primeros en incluir OPC en nuestros piensos. Hoy en día, después de más de 10 años, muchos piensos de otras marcas incluyen OPC.
¿Qué significa "GAG", tan destacado en vuestros piensos Natural-Extra?
GAG son las siglas de unas sustancias esenciales para las articulaciones, los glucosaminoglucanos. Nosotros los recabamos de forma natural, no como aditivo o medicamente agregado, tanto los GAG como el sulfato de condroitina, los cuales se encuentran de forma nativa en la carne del Mejillón de Labio Verde (Perna Canaliculus), de origen australiano. Esta combinación resulta efectiva en casos de dolencias en las articulaciones. Cada una de estas sustancias es ya de por sí efectiva, hecho constatado en multitud de estudios. Sin embargo, combinadas consiguen mucho más de lo que cabría esperar sumando sus efectos individuales.

Glucosamina

La glucosamina es un aminoazúcar muy concentrado. El organismo joven y sano es capaz de producir glucosamina sin ayuda a partir de los alimentos. La glucosamina es un elemento importante para los cartílagos, venas, ligamentos, estructuras óseas, tejido conjuntivo y paredes de las arterias. Sirve además para reparar y regenerar los cartílagos de las articulaciones y la columna vertebral. La glucosamina puede seguir siendo elaborada en el cuerpo como macromoléculas, los mucopolisacáridos. Estos son necesarios para la formación de todas las capas de deslizamiento y amortiguación, es decir, para los cartílagos y para el líquido sinovial, el engrase de las articulaciones. La glucosamina y las macromoléculas que se forman de ella contribuyen a devolver su estado normal al líquido sinovial en las articulaciones y en la columna vertebral y a reparar los cartílagos dañados.

Condroitina

Los cartílagos de las articulaciones no reciben sangre. Toman del líquido sinovial sus sustancias nutritivas para mantener la masa cartilaginosa y la capacidad deslizante. Durante el movimiento de una articulación sana, el líquido en la articulación se reparte homogéneamente como si fuera el movimiento de la marea. Así se garantiza el abastecimiento suficiente y homogéneo del cartílago de las articulaciones. En caso de que exista ya artrosis, el cartílago de las articulaciones está casi siempre seco y es quebradizo. El tejido cartilaginoso sólo puede absorber el líquido de forma limitada. Se produce un abastecimiento insuficiente al cartílago de la articulación y un empeoramiento de la dolencia con dolores y limitaciones del movimiento. La condroitina puede mejorar el abastecimiento. Se comporta como un imán de líquido que contribuye a atraer líquido nutritivo a las fisuras de la articulación. Posee cadenas moleculares cargadas negativamente que son capaces de llenar los huecos más pequeños en el cartílago hasta las capas más profundas y mejorar la nutrición del tejido.
Con los años, el organismo pierde la capacidad de obtener condroitina o glucosamina de la alimentación. Además nuestra forma de alimentación moderna suele ser pobre en estas sustancias. En consecuencia, se produce una carencia, lo que puede originar que el lubricante viscoso se vuelva diluido y acuoso y que también el cartílago de las cápsulas de la articulación se atrofie y se vuelva frágil. Esto puede producir una reducción de las capas del cartílago e inflamaciones de la articulación, hinchazón, rigidez y dolores. La medicina moderna denomina estas modificaciones como síntomas de desgaste. En realidad se trata de síntomas carenciales que pueden compensarse tomando regularmente glucosamina y condroitina.
Nuestros piensos contienen glucosamina y condroitina, especialmente los de Natural-Extra de Pollo y Ternera, por medio de la carne deshidratada de mejillón de labio verde, que agregamos al 4% aproximadamente en estado puro.
¿Cuáles son las propiedades del aceite de salmón?
El colesterol es un elemento vital importante y necesario para la formación de membranas celulares y de hormonas. Pero cuando el nivel de colesterol sobrepasa determinados valores se convierte en un problema para la salud. El exceso de colesterol perjudica los vasos sanguíneos, provocando que en algunos puntos sean más estrechos y obstaculizando de este modo el flujo sanguíneo. Todo ello provoca irremediablemente que los tejidos y los órganos corporales no reciban la suficiente nutrición, un factor de riesgo que perjudica el bienestar general y que acelera el proceso de envejecimiento.
El colesterol se adquiere a través de los alimentos y por la producción propia del organismo. En realidad, casi todas las células pueden producir colesterol por lo que la ingestión adicional es necesaria sólo hasta cierto punto. El organismo se encarga de que, con una alimentación adecuada, no se produzca una sobrecarga en la circulación sanguínea. Los ácidos grasos no saturados transportan el colesterol, evitando que se deposite en las paredes de los vasos.
Los esquimales de Groenlandia consumen con su alimentación aproximadamente 14g de aceite de pescado al día y, contrariamente a nosotros, sufren raras veces de arteriosclerosis. Los científicos coinciden en la opinión de que las causas de esta diferente sintomatología se encuentran en el alto consumo diario de ácidos grasos Omega 3, contenidos en el aceite de pescado. Estas sustancias grasas actúan en diferentes puntos del cuerpo, evitando reacciones nocivas. Apoyan la función del corazón, mejoran las articulaciones, son sustancias antiinflamatorias.
En los últimos 20 años se han llevado a cabo numerosos estudios acerca de los efectos beneficiosos de los ácidos grasos Omega 3 sobre el metabolismo. Administrándolo durante un tiempo prolongado, el aceite de salmón reduce el nivel de colesterol, protege contra la arteriosclerosis, aumenta la elasticidad de los vasos sanguíneos y evita su destrucción en casos de diabetes, insuficiencias renales, reuma y gota, baja la presión sanguínea, reduce la psoriasis y las enfermedades bronquiales.

Para que el riesgo que representa el colesterol disminuya considerablemente, se recomienda:
Limitar el consumo de grasas y aceites animales
Tomar alimentos ricos en fibra
Hacer ejercicio físico
Ingerir un reductor natural de lípidos: el aceite de salmón
¿Qué significa el término "EPA" de la etiqueta de Lupoderm?
En el aceite de pescado de aguas marinas frías existen ácidos de plurirradicales no saturados de la familia de los ácidos grasos Omega 3 con una parte alta de ácidos eicosapentaenoicos (EPA). Estos ácidos grasos se forman en el plancton y en las zosteras que representan el alimento para los peces. A causa de su punto de fijación extremamente profundo, los seres animales y vegetales necesitan estos ácidos grasos en aguas frías para no helarse y mantenerse flexibles. De los ácidos grasos Omega 3 el más importante es el ácido eicosapentaeno (EPA). EI organismo necesita el EPA como sustancia básica bioquímica para múltiples estructuras celulares, por ejemplo, para las membranas de lípidos de todas las células y para importantes sustancias mensajeras que se denominan prostaglandina, leucotrieno y tromboxano. Estas sustancias son al fin y al cabo responsables de que las características de fluidez de la sangre sean favorables. Los ácidos grasos Omega 3 y el aceite de pescado se encuentran en la alimentación de los pueblos mediterráneos, de Japón y de Groenlandia. Dado que en estas zonas se dan muchos menos casos de infartos cardíacos y derrames cerebrales que en Europa Central y en los Estados Unidos, se empezó a dar importancia a los ácidos grasos Omega 3. Posteriormente los bioquímicos se han ocupado de estas sustancias. 

Suministrando ácidos grasos Omega 3, especialmente los ácidos de plurirradicales no saturados EPA, que se encuentran principalmente en el pescado, se confirma toda una serie de efectos positivos. Así el EPA puede mejorar las características de fluidez de la sangre y de este modo reducir el riesgo de sufrir arteriosclerosis, infarto, derrame cerebral y trombosis. Está asimismo demostrado que el EPA contribuye a reducir las grasas en la sangre y el colesterol LDL. Ayuda también en caso de alergias, neurodermitis y psoriasis y de enfermedades crónicas inflamatorias como artritis y reuma. Además otorga nutrición para la piel y el pelaje de tu perro. Por eso es muy usado por los propietarios de perros que hacen competiciones de belleza.

Las dolencias inflamatorias y reumáticas son con frecuencia provocadas por ácidos arachidónicos. EI ácido arachidónico es responsable de que aumente la formación de sustancias inflamatorias y de que se agudicen dolencias reumáticas e inflamatorias, como dolores en las articulaciones, rigidez en las articulaciones al levantarse por las mañanas e hinchazón. Nuestro Lupoderm contiene ácido araquidónico pero en muy bajo nivel, por eso no puede provocar dolencias inflamatorias. El EPA (ácido eicosapentaenoico) en cambio juega como contrincante del ácido arachidónico e impide que se originen estas sustancias no deseadas. Tomando regularmente EPA, así como con una alimentación adecuada para evitar el reuma, se puede producir una rápida mejora de estas dolencias. EI EPA tiene una alta reactividad química y óxida de forma rápida. Por ello debería tomarse adicionalmente un anti-oxidante como la vitamina E. Los complementos nutritivos de gran valor contienen ya la cantidad necesaria de vitamina E que protege contra la oxidación prematura del EPA.
El Lupoderm es ideal para la piel y el pelo del perro. Notarás la diferencia si le das a tu perro estos ácidos grasos contenidos en nuestro complemento Lupoderm
¿Qué es el mejillón de labio verde, Perna Canaliculus de Nueva Zelanda? ¿Es un buen reconstituyente de las articulaciones?
Ideal en caso de perros con artritis y enfermedades reumáticas que producen deformaciones inflamatorias en las articulaciones, la columna vertebral y el tejido conjuntivo. Los primeros indicios de estas enfermedades son en la mayoría de los casos ligeros dolores cuando las articulaciones sufren cargas prolongadas. Cuando vemos que el perro comienza a cojear, se lamenta cuando camina, no puede subir las escaleras o se sienta constantemente cuando vamos de paseo. Si este proceso continúa, los dolores pueden llegar a ser muy fuertes, casi insoportables. Se produce una inflamación de la piel de las membranas que recubren las articulaciones, de la parte de la articulación responsable de la producción del líquido sinovial. La consecuencia es una insuficiencia de lubricante en la articulación, que ya no se produce en la composición ideal ni en la cantidad adecuada. El líquido sinovial sólo puede cumplir parcialmente su función.

En la mayoría de los casos el resultado es una inflamación de las articulaciones y un rozamiento excesivo del cartílago de la articulación, lo que produce dolores. Investigaciones científicas han demostrado que los amino azúcares, también llamados mucopolisacáridos, pueden tener unos efectos extraordinariamente positivos. Controlan muchos procesos en el organismo y son un elemento importante del lubricante de las articulaciones. El mejillón de labio verde (Perna Canaliculus), procedente de Nueva Zelanda, tiene un contenido extraordinariamente alto en amino azúcares muy valiosos y se considera por ello como uno de los mejores suministradores de elementos fundamentales para el líquido sinovial.

El extracto de mejillón contiene también una importante cantidad de vitaminas, minerales y elementos traza. Este singular mejillón, que sólo se encuentra en las costas de Nueva Zelanda, se utiliza desde hace mucho tiempo en esta región como alimento y desde hace algunos años es tema importante de estudios científicos.
Actualmente se cría en viveros especiales bajo estrictos controles ecológicos y se seca mediante cuidadosos procedimientos. Especialmente en caso de articulaciones rígidas e hinchadas, de dolencias en la columna vertebral, así como de displasia y cauda equina Perros que no pueden subir las escaleras o al coche, vuelven a recuperar su actividad y elasticidad. En caso de problemas en las articulaciones debidos a la edad se han confirmado los efectos positivos del mejillón de labios verdes. También se ha podido demostrar que es apropiado en procesos inflamatorios como la artritis. El consumo regular de polvo de mejillón de labios verdes contribuye a normalizar la producción de líquido sinovial, a regenerar el cartílago de las articulaciones y, en general, evita las inflamaciones.
Es ideal para perros con problemas articulares, de edad avanzada, perros que han sido operados de las articulaciones. Además es un producto natural, que favorece el endurecimiento del cartílago de las orejas, especialmente en perros como el pastor alemán.
Nuestros piensos contienen la carne del mejillón de labios verdes en una proporción aproximada del 4%, ideal para el mantenimiento de las articulaciones de perros sanos. Pero si un perro tiene problemas de articulaciones, entonces es necesaria un dosis más concentrada, para lo que tenemos el complemento “Gelenkkraft” en polvo, gránulos y tabletas. El más vendido es el de 200 tabletas con unos resultados increíbles.
¿Qué es el chitosán?
Buscando una sustancia natural para controlar el peso, se encontró una sustancia que se obtiene de la corteza de crustáceos marinos. La citina se convierte, gracias a un sencillo procedimiento, en chitosán. El chitosán actúa como absorbente de las grasas, no es digerible y no tiene ningún valor calórico.
El chitosán puede absorber una cantidad de grasa que corresponde a cinco o seis veces su peso. Actúa como una esponja de grasa que gracias a su carga iónica positiva puede absorber las grasas y lípidos con carga química negativa. Esa masa que se forma de chitosán y grasa no puede ser asimilada por el aparato digestivo por lo que la grasa absorbida es eliminada de nuevo sin que se deposite en el organismo. Por ello al chitosán se le denomina "trampa para la grasa". Es ideal para perros grasos, perros con poca actividad física o con tendencia crónica a engordar. Chitosán se encuentra en nuestro “Luposan adelgazante natural”.
¿Es verdad que la L-carnitina reduce la grasa y aumenta el rendimiento y resistencia de tu perro?
En 1905 se demostró por primera vez la existencia de la L-carnitina. Los científicos pensaron al principio que se trataba de una vitamina; después se reconoció su función como aminoácido.

La L-carnitina es una sustancia indispensable. Nuestro cuerpo la necesita principalmente para la producción de proteínas. Sin embargo, la L-carnitina no es un pilar de las proteínas como la mayoría de aminoácidos, sino que actúa como suministrador de energía para las células. Es responsable del transporte de ácidos grasos a las mitocondrias de las células musculares y hace posible la transformación de grasas en energía muscular. Sin la L- carnitina las grasas no pueden penetrar en las mitocondrias y no pueden ser consumidas por el organismo. Las grasas no consumidas, o bien son de nuevo eliminadas por el organismo, o bien se almacenan en el cuerpo en forma de reservas de grasa. La carencia de L-carnitina ocasiona en la mayoría de casos una reducción de energía y una sensación de cansancio y agotamiento.

Los dueños de los perros deportistas de competición que tienen un consumo energético alto, saben valorar las características de la L-carnitina, que contribuyen a aumentar el rendimiento físico de sus perros. Pero también para perros que sufren debilidad de los músculos cardíacos y enfermedades coronarias se recomienda un complemento nutritivo a base de L-carnitina. El corazón necesita recibir constantemente energía. La importancia de la L-carnitina para el metabolismo de los músculos se basa principalmente en el aspecto de los esfuerzos continuos. Como el corazón debe realizar una función especial trabajando sin pausa, la L-carnitina actúa como factor de protección del corazón.

La L-carnitina tiene también una función depuradora. Elimina de forma efectiva las sustancias no deseadas de las células. Las sustancias nocivas pueden de este modo ser eliminadas más rápidamente del organismo a través de los órganos secretores.

Otras investigaciones han dado como resultado que, en caso de obesidad en un perro, con frecuencia hay carencia de L-carnitina. La L-carnitina es necesaria para transportar los ácidos grasos a los núcleos de las células. Allí las grasas se transforman en energía y a continuación se consumen como energía celular. Es importante destacar que sería un error querer reducir el peso de tu perro únicamente tomando L-carnitina.

Importante: Si se quiere que un perro adelgace con L-carnitina, debe hacerse con movimiento, caminando entre 1 y 2 horas, y junto con una alimentación equilibrada.

En resumen, puede decirse que la L-carnitina actúa aumentando el rendimiento y la resistencia, y disminuyendo los periodos de descanso necesarios tras haber realizado esfuerzos. Disminuye la tendencia a sufrir calambres musculares, mejora el rendimiento del corazón, previene los síntomas de envejecimiento prematuro y contribuye a que no se formen acumulaciones de grasa en el perro.